Skip to main content

En primer lugar, es fundamental saber que es obligatorio declarar el alquiler. La Agencia Tributaria detalla que “como propietario o usufructuario de una vivienda las cantidades que percibes por el alquiler son, con carácter general, rendimientos del capital inmobiliario”. 

Hacienda contempla diferentes tipos de multas que van desde el 50% al 150% dependiendo de la cantidad defraudada. Además, se retiraría la deducción que se hubiera podido aplicar. Hay tres grados de sanciones: 

Sanción leve

La cantidad defraudada es inferior o igual a 3.000 euros. La multa en este caso sería del 50% del importe evadido.

Sanción grave

La cantidad defraudada es superior a 3.000 € y existe ocultación. La multa comprende un baremo entre el 50% y el 100% del importe total evadido. 

Sanción muy grave

La ley califica de muy grave los casos cuando se hayan utilizado medios fraudulentos y se hayan dejado de ingresar cantidades retenidas, la multa puede abarcar desde el 100% hasta el 150% de la cantidad total evadida.

También es importante que sepas que si se te avisa de la sanción podrías reducir la cuantía un 30%. 

tipos de sanciones por no declarar un alquiler a Hacienda
Tres tipos de multas por no tributar un alquiler

¿Cómo detecta Hacienda los fraudes al alquiler?

Nadie sabe a ciencia cierta cómo detecta Hacienda los fraudes al alquiler. Sin embargo, son conocidas las diferentes bases de datos a las que la Agencia Tributaria tiene acceso y cuyo cruce le puede permitir detectar alquileres no declarados. Por ejemplo: 

  • mediante el seguimiento de los consumos de suministros de luz y gas,
  • las tramitaciones de certificado energético obligatorias para alquilar una vivienda, 
  • los nombres de las personas empadronadas en el ayuntamiento, 
  • la declaración de la renta del arrendatario, 
  • el registro de las fianzas depositadas en el organismo oficial de su comunidad autónoma,
  • los ingresos por transferencias bancarias recurrentes, 
  • la vigilancia de los portales inmobiliarios,     
  • o incluso, como consecuencia de una denuncia anónima o del mismo inquilino ante Hacienda

3 de cada 10 alquileres no se declaran

Según los últimos datos de los Técnicos de Hacienda (Gestha) de 2023, en España hay 1,28 millones de arrendamientos no declarados. Teniendo en cuenta que en 2021 se registraron 2,9 millones de declarantes de rentas inmobiliarias, implica que alrededor de tres de cada 10 alquileres son ‘en negro’. Decimos “alrededor” porque cada alquiler puede tener uno o varios declarantes y cada propietario puede tener una o varias viviendas en alquiler.

Para combatir con este fraude, sólo en 2022 la Agencia Tributaria envió notificaciones a unos 661.000 contribuyentes para que declarasen las rentas del alquiler. El balance de resultados de control tributario de ese mismo año determinó que durante los seis últimos años su labor inspectora se había permitido aflorar 1.182.000 declaraciones que incluían rendimientos del capital inmobiliario con una mayor base imponible declarada por importe de 7.757 millones de euros.

Cuánto cuesta declarar el alquiler de un piso

Una vez vistos los riesgos que comporta no declarar el alquiler del piso, valoremos el coste que supone hacerlo.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que de la misma forma que hay que declarar los ingresos por alquiler, ese importe se debe minorar con todos los costes relacionados con el mismo, así como con la amortización del valor del inmueble y las mejoras realizadas. En esta Guía para declarar el alquiler en la renta te detallamos todas esas partidas. 

En segundo lugar, es interesante que tengas en cuenta que a los ingresos netos resultantes, puedes aplicar una deducción del 60% si se trata del arrendamiento de la vivienda habitual a personas físicas. Esta cifra pasará a ser de entre el 50% y el 90% en las declaraciones que se presenten a partir de 2025, cuando entre en vigor esta modificación de la Ley de Vivienda.

Hay que declarar los ingresos del alquiler

Una vez repasados los costes y riesgos de cada opción, nuestra recomendación es que declares los ingresos por el alquiler de tu piso. Eso sí, es necesario que lleves una contabilidad detallada de todos los costes e inversiones realizadas en el mismo, para reducir al máximo el impuesto a pagar.

Para ello, nuestros propietarios reciben anualmente un reporte detallado con todas las partidas de ingresos y gastos incurridos. 

¿Necesitas asesoramiento experto?

Solicita una primera reunión sin coste ni compromiso

Deja una respuesta